Deborah Dugan la presidenta y directora de la Academia de la Grabación puso una demanda alegando que la organización que otorga el Grammy la destituyo  tras presentar quejas de acoso sexual y disparidad en el salario.

Los abogados de Deborah señalan que la misma recibía un salario menor al del expresidente y director ejecutivo Neil Portnow.

Deborah alegó que fue acosada sexualmente por el jefe del departamento legal de la academia, Joel Katz, quien rechazó el martes por la noche dichas acusaciones, reseño AP.