La diputada de la oposición por el estado Mérida, Addy Valero, murió este miércoles como consecuencia del cancer que padecía.

Políticos y parlamentarios expresaron su pesar al conocer la noticia y destacaron la moral y rectitud que caracterizaron a la legisladora en vida.

“Me podré morir pero por mi voto no morirá Venezuela”, fue una de las frases más recordadas de Valero cuando funcionarios de Maduro intentaron sobornarla para hacerse del control de la Asamblea Nacional.