Naryeli Cacharuco Guillén de quince años de edad murió en una sesión de espiritismo que se le practicaba en el Centro Espiritual de Culto a María Lionza en Caraballeda, estado Vargas.

La adolescente estaba acompañada de su madre quien la llevo al lugar en busca de una cura que le aliviara la enfermedad que padecía. La joven había sido diagnosticada con leve retraso mental y semanas atrás había padecido una neumonía.

La autopsia reveló que la causa de la muerte fue un paro cardiorespiratorio, como consecuencia de la fuerte neumonía que había padecido.

De momento no hay detenidos por la muerte de la joven.