Durante la presentación de la Memoria y Cuenta ante la asamblea nacional constituyente, Nicolás Maduro, aseguró que producto del “bloqueo económico” impuesto por Estados Unidos a Venezuela se perdieron unos 40 millones de dólares en bienes y activos del país.

Maduro destacó que este dinero fue robado debido al bloqueo económico, financiero y comercial que desde Washintong se ha impuesto a Caracas.

En ese orden de ideas, resaltó que gracias a labores de inteligencia, su equipo logró desmontar planes de robo de información y espionaje que se preparaban desde Norte América.

Como se recordará, el gobierno de los Estados Unidos ha impuesto sanciones a funcionarios colaboradores de Maduro, con el fin de presionar su salida del poder. Los últimos sancionados por el Departamento del Tesoro, fueron Luis Parra y los diputados que lo acompañan como autoridades del Parlamento, que fueron juramentados en una cuestionada sesión.