La designación de Stella Lugo como embajadora de Venezuela en Argentina fue rechazada por el gobierno de Alberto Fernández.

Felipe Solá, canciller del país austral, exigió a Lugo que regrese a Caracas y hasta el momento no se ha generado ningún pronunciamiento oficial de parte de Venezuela.

Lugo habría llegado a Buenos Aires a mediados de diciembre y, según trascendió, aunque Maduro no ha oficializado el nombramiento insiste en Lugo se quede como embajadora.

La decisión ha afectado las relaciones entre Venezuela y Argentina, un país que parecía convertirse en aliado de Maduro con Fernández en el poder, sin embargo; con estás actitudes se especula que Alberto Fernández busca mantener un equilibrio entre los kirchneristas y las buenas relaciones con la Casa Blanca.

Stella Lugo fue ministra del chavismo y gobernadora.