Elliott Abrams, enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, fue enfático al asegurar que una posible intervención militar en Venezuela la decide exclusivamente Donald Trump y no Juan Guaidó.

Abrams resaltó que existen muchas vías para presionar la salida del poder de Nicolás Maduro, entre las que destacó la presión internacional, diplomática, económica, las sanciones y también la intervención.

Destacó que la administración Trump siempre ha mantenido todas las opciones sobre la mesa con respecto a la crisis de Venezuela.

Como se recordará, en días pasados, Mike Pompeo, secretario de Estado norteamericano, se pronunció a favor de una salida a la crisis que pase por la negociación, mientras que Trump declaró a los medios recientemente que su gobierno acorralará a Maduro.