Un niño de once años mató a su maestra, hirió a cinco compañeros, a un profesor de Educación Física y luego se suicidó en la escuela Cervantes, ubicada en Torreón, México.

El escalofriante hecho ha consternado a la sociedad mexicana y, según las investigaciones, el niño habría ingresado al colegio con un arma calibre 44 y otra calibre 22.

Se pudo conocer que el menor pidió permiso para ir al baño y fue en ese momento cuando sacó las armas que portaba, hirió al profesor de Educación Física y volvió al aula donde acabó con la vida de su maestra y la suya.

Las autoridades mexicanas informaron que avanzan en las investigaciones que permitan esclarecer los hechos. Trascendió que el menor podría haber estado influenciado por video juegos con altos contenidos de violencia.