Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, aseguró que han recabado información de inteligencia que les permite sospechar que el avión ucraniano que se estrelló cerca de Teherán fue derribado por un misil tierra-aire iraní.

El Primer Ministro dijo que podría no haber sido intencional el derribo del avión, pero que se hace necesario comenzar una investigación más exhaustiva al respecto.

Como se recordará, días atrás, justo cuando Irán inició los ataques a bases estadounidenses, se estrelló un avión ucraniano con 176 pasajeros a bordo, de ellos 63 eran de nacionalidad canadiense.