Al menos 5 misiles fueron disparados por Irán contra bases estadounidenses al norte de Irak, según reportó la televisión iraní.

Medios de comunicación de Irán citaron a la Guardia Revolucionaria como los autores de este ataque, que forma parte de las represalias anunciadas por las autoridades del país islámico por la muerte de Qasem Soleimani.

Más temprano, Alí Shamjani, secretario del Consejo Supremo de Seguridad de Irán, había dicho que “abriremos las puertas del infierno”, haciendo énfasis en las acciones que emprenderían luego del ataque de los Estados Unidos.

Desde la Casa Blanca trascendió que el presidente Donald Trump está enterado de la situación y se le mantiene informado de manera permanente.

Noticia en desarollo Foto Cortesía