El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, retiró su amenaza de bombardear algunos lugares culturales de Irán y descartó sacar a las tropas estadounidenses de Irak.

En días pasados Trump había dicho que tenía en la mira 52 lugares iraníes, después que desde Irám prometieran una dura venganza por la muerte de Qasem Soleimani en un bombardeo en Bagdag.

El Presidente de los Estados Unidos agregó que tienen pensado evacuar a las tropas de Irak, pero que no es el momento adecuado para hacerlo.

Las decisión de Trump podría obedecer a las fuertes críticas internacionales que señalaban sus potenciales ataques como crímenes de guerra.