Cientos de miles de iraníes entre llanto, rabia, y dolor se instalaron este lunes en el Centro de Teherán para hacer un llamado venganza contra Estados Unidos por el asesinato del comandante Qasem Soleimaní ahora llamado el mártir de Irán.

Hombres y mujeres de todas las edades gritaron “Muerte a Estados Unidos, muerte a Israel, muerte a Al Saud” Por lo que expertos especulan que este año podría ser el inicio de la 3era Guerra Mundial.

Al pasar la carrosa que portaba su féretro, la muchedumbre hizo todo lo posible para acercarse y lograr su bendición, tiraron trozos de tela con el objetivo de que los militares que estaban sobre el vehículo acariciaran con ellos el ataúd. El nombre Husein  fue coreado durante la ceremonia.

Esmail Qaaní, el nuevo comandante de la Fuerza Quds, prometió durante “expulsar” a Estados Unidos de la región y seguir “el camino del mártir Soleimaní con firmeza y resistencia”, que es necesario la destrucción completa de EEUU en la región.