Luego del ataque de los Estados Unidos en Bagdag que acabara con la vida de líder de la Guardia Revolucionaria de Irán, Qasem Soleimani, desde Teherán prometieron una “dura venganza” en contra de los responsables de este hecho.

Varios especialistas en la materia han planteado posibles escenarios que podrían incluir desde ciberataques hasta la inacción momentánea.

Expertos en seguridad afirman que desde Irán se podrían planificar ciberataques que afecten el sistema financiero, manufacturero y de transporte estadounidense. A esto se le podría sumar afectar las operaciones petroleras y gasíferas del país norteamericano.

Otra de las posibilidades se ubica en el Golfo Pérsico, donde Irán podría atacar a los aliados de Estados Unidos, además de toda su infraestructura petrolera. En el Golfo se pueden generar ataques a buques y bases estadounidenses.

Los militares que aún permanecen en Irak y Siria también entran dentro de las posibilidades de buscar venganza de Irán. No se descarta que otras embajadas de los Estados Unidos en la región sean atacadas.

Finalmente, los analistas señalaron que la inacción momentánea, podría ser una de las respuestas de Teherán en contra de Washintong.

Fuentes: AP y AFP / Foto Cortesía