Ya suman 16 los muertos que han dejado los incendios en Australia , mientras que centenares de personas se refugian en las playas de ese país huyendo del fuego que ha arrasado con todo lo que consigue a su paso.

El humo provocado por las llamas es de tal magnitud que ha llegado a Nueva Zelanda. Autoridades locales permanecen combatiendo los incendios y rescatando a los refugiados en las costas.

Según estimaciones oficiales algunas localidades de Australia han perdido hasta el 80% de su infraestructura (casas y comercios).  En total ya han ardido cinco millones de hectáreas en Australia desde que comenzó esta tempranera temporada de incendios.