Cinco efectivos militares fueron retenidos por el Ejercito de Brasil en el estado de Roraima y actualmente se encuentran siendo interrogados en Boa Vista.

Al momento de la retención los militares estaban desarmados y se desconoce si son efectivos castrenses desertores o fieles a Nicolás Maduro. Las autoridades brasileñas no han dado mayores detalles de este caso.

Los Ministerios de Defensa y Relaciones Exteriores indicaron en un comunicado que la retención de estas personas se hizo en el marco de “una misión de reconocimiento y vigilancia en áreas fronterizas conducida por unidades del Ejército brasileño”