Sebastián Piñera, presidente de Chile, firmó el decreto que convoca a un plebiscito el 26 de abril de 2020 en el que se le consultará a los chilenos si desean modificar o no la Constitución.

La firma de este decreto se realizó en el marco de un acto en el Palacio de la Moneda el día de hoy y abre el camino para modificar el texto constitucional que data del año 1980.

Una nueva constitución ha sido una de las principales demandas de los manifestantes que este año han salido a las calles de Chile a protestar. La Constitución actual fue redactada durante la dictadura de Pinochet y favorece la privatización de la salud y la educación.

Piñera aseguró que son “los chilenos quienes vamos a tener la primera palabra en escoger qué caminos queremos seguir y qué mecanismos queremos adoptar. En caso de acordarse una convención constitucional, los chilenos también tendremos la última palabra, porque habrá un plebiscito ratificatorio, de forma tal que la participación de los ciudadanos será amplia y efectiva”.