Un nuevo pedido de prisión preventiva contra Keiko Fujimori se decidirá el próximo mes de enero, según informó el juez a cargo del caso.

Este pedido de prisión contra la líder política peruana es de 36 meses y se solicita en el marco de una investigación de la cual es objeto, por presuntas operaciones de lavado de activos con la empresa Odebrecht.

Se estima que sea entre el 2 y 3 de enero cuando se conozca si es o no procedente la medida de prisión.