El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, informó a los medios este fin de semana que la biopsia que le practicaron recientemente descartó la posibilidad de sufrir cáncer de piel.

Hace unos días, Bolsonaro había visitado el Hospital de la Fuerza Aérea en Brasilia, por una consulta dermatológica a causa de una herida en su oreja de la que se tenía la sospecha de ser cancerígena.

“Se hizo una biopsia y no arrojó nada”, dijo el Presidente de Brasil.