Stuttgart. Pionero y superventas, el 991 ha sido la generación más completa del 911 hasta la fecha, y también la más exitosa, con 233,540 unidades producidas. El último auto de esta serie acaba de salir de la línea de producción: un 911 Speedster.

Michael Steiner, Director de Investigación y Desarrollo de Porsche AG ha comentado: “Porsche es sinónimo de tradición e innovación. Esto se refleja con claridad en el 911, modelo clave de la marca, que reemplazó al 356 en 1963 y en las décadas siguientes, este vehículo de motor trasero se convirtió en un ícono deportivo incomparable. La generación 991 en particular ha establecido nuevos estándares en términos de rendimiento, conducción y eficiencia. Me llena de orgullo, con un poco de tristeza, que haya llegado la hora de la jubilación. Por lo que a mí respecta, puedo decir que el 991 me ha dado una enorme satisfacción”.

La generación 991
Lanzado en 2011, la generación 991 fue una de las que incorporó mayores avances en la historia del 911. Casi el 90 por ciento de todos los componentes eran de nuevo diseño o habían sido objeto de un desarrollo sustancial. Gracias a un bastidor ligero, hecho con una innovadora combinación de aluminio y acero, era la primera vez que un nuevo 911 pesaba menos que su antecesor. El chasis, que se beneficiaba de una distancia entre ejes 100 milímetros mayor que el modelo precedente, podía equiparse con un nuevo sistema opcional de estabilización del balanceo -Porsche Dynamic Chassis Control (PDCC)- y establecer la referencia en términos de dinámica de conducción. El Cabriolet siguió en la primavera de 2012 con otra innovación. Con un techo retractable, los ligeros arcos de magnesio permitieron conseguir una curva de techo como la de un coupé, lo nunca visto anteriormente, y con un perfil que se mantenía incluso a velocidades altas. El nuevo 911 Targa, que salió a finales de 2012, fue igualmente espectacular. Al igual que el legendario Targa original, el nuevo modelo tenía el característico arco ancho en lugar de los montantes B. Sin embargo, con sólo pulsar un botón, la parte delantera del techo se movía automáticamente hacia atrás, donde quedaba recogida.

Las innovaciones continuaron con el 911 Turbo, el primero con aerodinámica activa y filtro de partículas para motores de gasolina de cualquier 911 Carrera equipado con turbocompresor.


Nota e imágenes: Sala de prensa Porsche.