Evo Morales, ex presidente de Bolivia, aseguró que la orden de captura emitida por la Fiscalía de su país no es válida puesto que él considera que sigue siendo el Primer Mandatario de la República.

Morales informó desde Argentina que el Congreso en Bolivia no aceptó ni rechazó su carta de renuncia, por lo que él sigue ostentando el cargo, según su criterio.

Durante una rueda de prensa en Buenos Aires, país al que llegó recientemente procedente de Cuba, dijo que esta orden emitida por la Fiscalía esta semana está fuera de la ley.

Como se recordará a Morales se le imputan los cargos de sedición, terrorismo y financiamiento del terrorismo.