Alberto Fernández asumió hoy en el Congreso Nacional como el presidente número 37 de Argentina y aseguró que inicia su mandato convocando a la unidad de todos.

En un discurso de más de una hora, además de lanzar fuertes críticas a la gestión de Mauricio Macri, Fernández oficializó las primeras medidas que toma como Presidente en funciones.

La primera reunión de su gobierno será para crear un plan contra el hambre, pues a juicio de Fernández “sin pan no hay democracia ni libertad”.

Impulsar las Pymes y las economías familiares será una de las prioridades del Primer Mandatario argentino quien informó que para ello se otorgarán créditos a tasas bajas de interés.

Fernández recordó que al asumir Macri la presidencia en 2015 el dólar estaba alrededor de los 9 pesos y que hoy la tasa supera los 60 pesos. Aprovechó para enfatizar que desde 1991, la Argentina no tenía una inflación superior al 50%.

Con respecto a la deuda externa el Presidente dijo que encarará el pago, pero destacó que para poder pagar primero el país debe crecer. “Buscaremos una relación constructiva y cooperativa con el FMI y nuestros acreedores, resolver el problema de una deuda insostenible que hoy tiene Argentina no es una cuestión de ganarle una disputa a nadie”, dijo.

Fernández declarará la emergencia sanitaria en el país. “Vamos a atender la salud de los argentinos a través del Ministerio que alguna vez degradaron”, agregó.

Fernández estuvo acompañado por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien también hoy juro su cargo.

Desde tempranas horas de la mañana miles de simpatizantes de las nuevas autoridades se congregaron en la Plaza de Mayo, donde todo el día se tiene prevista la presentación de actividades culturales y conciertos. A finales de la tarde se espera que el Presidente y la Vicepresidente se dirijan a los asistentes.

  Noticia en desarrollo …