A tan sólo días de la culminación de su mandato presidencial, Mauricio Macri, ofreció un balance en cadena nacional de lo que fue su gestión durante estos cuatro años al frente del Poder Ejecutivo.

Macri aseguró no irse satisfecho con la economía y admitió que hubo dificultades que no fueron capaces de resolver, sin embargo;  dijo que el Banco Central cuenta con reservas robustas y que el tipo de cambio del dólar actualmente se encuentra en un precio razonable.

Lamentó que el país no se haya podido recuperar de la crisis económica, pero aseguró que el próximo gobierno se va a apoyar en muchas reformas que él impulso para comenzar un período de crecimiento.

Entre sus logros destacó que ahora el Estado funciona mejor que en 2015. Recordó que cuando asumió el poder no tenían estadísticas y que la plata de los argentinos se gastaba mal. “Ahora tenemos un Estado más eficaz, con información pública confiable” puntualizó.

Con respecto a la justicia dijo que ahora es más independiente y que la prensa es más libre que antes. Resaltó las obras de infraestructura que se ejecutaron durante su mandato y dijo que de ser un país importador de energía pasaron a ser un país exportador.

Macri entregará la presidencia a Alberto Fernández el próximo 10 de diciembre.