A través de un comunicado, Human Rights Watch (HWR), denunció que las autoridades brasileras no garantizan la protección a los niños venezolanos que llegan al país como consecuencia de la grave crisis.

HWR aseguró que muchos de los infantes que permanecen en Brasil están en situación de calle y son vulnerables a sufrir abusos o podrían terminar siendo reclutados por agrupaciones delictivas.

Según estimaciones, de mayo a noviembre de este año, unos 529 niños venezolanos han llegado solos a Brasil, aunque es muy probable que esta cifra sea mayor.

A pesar de que hay albergues destinados para atender a los menores que lleguen en estas condiciones, la realidad es que estos lugares no satisfacen la demanda que se ha incrementado en los últimos meses.

Foto Cortesía