El problema climático es cada vez más grave y tomar conciencia sobre el caso es cada vez más importa, por lo que El Museo del Prado y la organización conservacionista “World Wildlife Fund” (WWF) se unieron para mostrar cómo sería un planeta si la temperatura aumentara más de 1,5 grados Celsius.

Con la campaña de sensibilización “+1,5°C lo cambia todo”, ambas instancias utilizan el arte como lenguaje universal para explicar de manera impactante y novedosa los daños en la Tierra por el aumento de la temperatura, señalaron el Museo del Prado y el WWF en un comunicado.

La idea es, no solo tomar conciencia sino tomar acción sobre el caso. Es movilizar a la sociedad ante el cambio climático.

Para ello, se seleccionaron cuatro obras “Felipe IV a caballo” de Diego Velázquez, “Los niños en la playa” de Joaquín Sorolla, “El quitasol” de Francisco de Goya, todos ellos españoles, y “El Paso de la laguna Estigia” del belga Joachim Patinir para alertar sobre la emergencia climática.

En esas obras puede observarse el aumento del nivel del mar, la extinción de las especies, el drama de los refugiados climáticos o la desaparición de los ríos y cultivos por la sequía extrema.