José Ignacio Solórzano Benavides (26) fue privado de su libertad por el asesinato de su esposa y sus tres hijos, hecho que habría ocurrido el pasado 25 de noviembre en el estado Monagas.

Esa noche, tras una fuerte discusión con su esposa que le había planteado el divorcio, Solórzano enloqueció y mato a puñaladas a Glendys Carolina Rengel Aponte (23), Junior Solórzano (4), José Gregorio Castillo (11) y Aarón Alexander Solórzano (2) quienes dormían en la misma habitación.

La madre del asesino quedó detenida pues mientras Solórzano huyó ella se encargó de limpiar la escena del crimen.