El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, aseguró que el fin de Nicolás Maduro está cerca y descartó una intervención militar en Venezuela por parte de su país.

Estas declaraciones las ofreció en un discurso pronunciado en la Universidad de Louisville, en Kentucky, donde además agregó que una intervención militar tiene riesgos significativos, razón por la que la administración Trump ha optado por la vía de privar a Maduro y su entorno de disfrutar de los ingresos por petróleo.

Con respecto a las manifestaciones que se han generado en diversos países de Latinoamérica, Pompeo sostuvo sus acusaciones contra Cuba y Venezuela, a quienes responsabiliza de ser parte de un plan que busca desestabilizar la región.

Foto Cortesía