En el municipio Villa Unión, en el estado mexicano fronterizo de Coahuila, se registraron este fin de semana 23 muertos luego de que las autoridades localizaran a dos personas fallecidas que presuntamente habrían sido secuestradas por narcotraficantes.

Desde el pasado sábado se han registrado enfrentamientos entre policías e integrantes de cárteles de la droga en este sector. Ante esta situación, el gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme, informó que varias personas se mantenían en paradero desconocido.

Se pudo conocer que los narcos que azotan la zona también habrían secuestrado a dos ciudadanos estadounidenses.

Foto cortesía