La diputada Karin Salanova, vicepresidenta de la Comisión de Familia de la Asamblea Nacional, manifestó su preocupación por el riesgo que corren de ser deportados unos 500 niños venezolanos que están en Perú y otros 700 que residen en Colombia.

Salanova enfatizó que desde el Parlamento se están haciendo todos los esfuerzos ante instancias nacionales e internacionales con el fin de garantizar los derechos de estos infantes.

Con respecto a los menores de edad que viven en Venezuela, la parlamentaria aseguró que más de 960 mil niños se encuentran en situación de calle o abandono. “Estos niños no gozan del derecho a una familia. No tienen quien los cuide”, dijo Salanova.

Paralelamente destacó la grave situación en materia de salud y citó el caso del Hospital JM de Los Ríos donde no hay reactivos para hacer exámenes a niños con enfermedades crónicas.