La nueva crisis pulmonar relacionada con los cigarrillos electrónicos se ha extendido a 33 estados de los EEUU.  La mayoría con líquidos mezclados con marihuana, y otras sustancias liquidas para dar mayor efecto. Informaron el jueves las autoridades sanitarias al actualizar el registro anterior de 18 muertes. 

Actualmente se han reportado un total de 1.299 casos de afecciones pulmonares severas asociadas con el vapeo en todo el país. Confirmando que estamos frente a una epidemia continúa a pesar de las advertencias sanitarias. 

En marzo y abril se dieron los primeros enfermos, pero no fue hasta julio que las autoridades empezaron a notar que se trataba de vapeadores afectados por una misma dolencia. 

Varios estados del país han considerado y otras han aprobado la prohibición contra los cigarrillos electrónicos, y  en algunos casos absolutas y en otros, solo para las recargas aromatizadas con fragancias que no sean de tabaco.