Las dos cámaras del Congreso de Bolivia aprobaron por unanimidad un proyecto de ley para anular las elecciones presidenciales del pasado 20 de octubre y, de esta manera, convocar a nuevos comicios sin la participación de Evo Morales.

Se espera que para el día de hoy la presidente interina, Jeanine Áñez, promulgue la ley.

Con la convocatoria a elecciones se espera que cese la violencia en el país, que ha cobrado unas 30 vidas. Se pudo conocer que los manifestantes que mantenían cerradas algunas vías de comunicación en Bolivia levantaron los cierres.