Con la justificación de acoger de mejor manera a los inmigrantes profesionales, el primer ministro francés, Edouard Philippe, dijo que su país fijará cuotas para recibir a la inmigración profesional.

Esta medida ha sido reclamada con fuerza por representantes políticos de la extrema derecha francesa y finalmente el gobierno de Macron parece dar los primeros pasos para consolidarla.

Philippe dijo que buscan estrablecer objetivos cuantitativos para acoger profesionales.