Tres funcionarios policiales perdieron la vida y otros siete resultaron heridos en un atendado con explosivos el viernes por la noche a una sede de la policía en Santander de Quilichao.

Se pudo conocer que la alcaldía de dicha localidad decretó toque de queda hasta este domingo para garantizar la tranquilidad de los habitantes de la zona. Se descartó, según autoridades regionales, que el hecho tuviese relación con las protestas nacionales que se generan desde el pasado jueves 21.

Por su parte, Iván Duque, presidente de Colombia, posteó en su cuenta en Twitter: “Condenamos el cobarde atentado terrorista en Santander de Quilichao que deja a 3 de nuestros policías muertos y 7 heridos. La orden a nuestra Fuerza Pública es identificar a los responsables de este hecho. Nuestra voz solidaria a esta comunidad y a los familiares de estos héroes”.