Luego del paro del 21 de noviembre y de las manifestaciones que cobraron la vida de tres personas, Iván Duque, presidente de Colombia, hizo un llamado para iniciar una conversación nacional este 27 de noviembre en respuesta a las demandas de la sociedad civil.

Duque invitó a los sectores políticos y sociales a incorporarse a las conversaciones, al tiempo que rechazó los actos vandálicos que afectaron a ciudades como Bogotá, Bucaramanga, Medellín, entre otras.

Como respuesta a los saqueos que se registraron en algunos sectores se reforzó la presencia policial y militar para evitar que se repitan este tipo de situaciones. Adicionalmente se declaró toque de queda en algunas ciudades y localidades de Colombia.