Este viernes Evo Morales fue acusado formalmente de cometer actos terroristas y de sedición.

El señalamiento se realiza en base a los audios en los que presuntamente Morales giraba instrucciones para que no entrara comida a la ciudad de La Paz y fue presentada en la Fiscalía de esta ciudad el día de hoy.

El encargado de hacer la acusación fue el ministro interino de Gobierno, Arturo Murillo.