El presidente Iván Duque vivió hoy su primera gran manifestación nacional, un paro convocado en todo el país en el que se generaron enfrentamientos entre ciudadanos y las autoridades policiales.

En la Plaza Bolívar de Bogotá, encapuchados y efectivos de la policía se enfrentaron. Un grupo de personas atacó el Palacio de Liévano y los gases lacrimógenos dispersaron a los presentes en el lugar.

Las fronteras en toda Colombia habían sido cerradas con aterioridad, como una medida que buscaba evitar que extranjeros ingresaran con inteciones de generar actos violentos.

En diversas ciudades como Cali y Medllín se paralizó el transporte público.

Desde la sede de la Policía de Colombia, el presidente Duque informó que se mantenían haciendo seguimiento a las distintas marchas convocadas para el día de hoy.

Fotografía: Liliana Rincón Barajas – El Espectador