El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) incluyó al dueño de Globovisión y Seguros La Vitalicia, Raúl Gorrín, en su lista de más buscados por estar involucrado en actividades de lavado de dinero y prácticas corruptas en el extranjero.

Gorrín está acusado de pagar sobornos a funcionarios del gobierno venezolano, de hacer transacciones ílicitas a tráves de empresas fantasmas, de utilizar el Banco Peravia, en República Dominicana, para lavar dinero, entre otros cargos.