Con el apoyo de 26 países la Organización de Estados Americanos (OEA) pidió este miércoles la celebración de elecciones presidenciales urgentes en Bolivia que vive una profunda crisis desde el pasado 20 de octubre.

La propuesta, que fue impulsada por Colombia y Brasil, contó con el respaldo de la propia delegación de Bolivia.

Hasta la fecha, el gobierno interino presidido por Jeanine Áñez no ha informado de ninguna fecha tentativa del proceso de elecciones que, por mandato constitucional, debe realizarse en las próximas semanas.