Tras la renuncia de  Evo Morales se comienza percibir un descontento social de aquellos seguidores del expresidente, actualmente el país se encuentra divido entre sus seguidores y el Gobierno interino.

Después de los acontecimientos sucedidos el domingo pasado ha propiciado un clima de desconcierto y desconfianza que se puede palpar en las calles de La Paz y Santa Cruz de la Sierra. Son pocos los que aún no entiende porque Evo Morales renuncio. Ya que no entienden en qué momento el líder boliviano perdió el apoyo que le había encumbrado como el presidente de América Latina que más años seguidos llevaba en

La principal ciudad indígena de Bolivia el poder, El Alto, se ha transformado en los últimos días en el principal escenario de protesta ya que no están de acuerdo con la renuncia de Evo. El Movimiento al Socialismo (MAS), el sentimiento de orfandad ha degenerado en violentos disturbios y barricadas que siguen paralizando las comunicaciones.

En el Alto y en otras zonas de protesta, los manifestantes que protestan contra el Gobierno interino de Jeanine Áñez. El viernes miles de personas marcharon unos kilómetros desde allí hasta el centro de La Paz para manifestar su rechazo ante el Gabinete de la presidenta que asumió el cargo el pasado martes sin el apoyo mayoritario del Parlamento y aún no ha convocado elecciones.