Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional y presidente encargado de Venezuela reconocido por más de 50 países, aseguró este sábado ante una multitud de manifestantes que “tenemos que insistir hasta que el poder de las armas esté del lado de la Constitución y no del lado del usurpador. Las armas deben estar con nuestra gente. Puede parecer estéril el llamado, pero es necesario”.

Guaidó pidió disculpas por los errores que se han cometido en la agenda que ha propuesto al país desde el pasado 23 de enero, fecha en la que se juramentó como Presidente Encargado de Venezuela, y que trazó la ruta del cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres.

“La calle sin retorno significa que tenemos una agenda de trabajo sostenida con los maestros, profesores, estudiantes y con todo el país. Hoy debemos regresar a casa cantando victoria”, dijo Guaidó.

Con respecto a Bolivia Guaidó indicó que recientemente habló con la presidente interina, Jeanine Áñez. “Celebro que en Bolivia se nos hayan adelantado en el cese de la usurpación y que transiten el camino de la democracia”, acotó.

Guaidó finalizó su discurso invitando a los asistentes a acompañar la próxima semana a las enfermeras, estudiantes y profesores en su agenda de protestas y a caminar hasta la sede de la Embajada de Bolivia en Caracas.