La presidente de Bolivia, Jeanine Áñez, anunció la ruptura de relaciones diplomáticas con Venezuela al considerar que este país representa una amenaza para la seguridad de su nación.

A la par se dio a conocer la expulsión de 725 médicos cubanos del territorio nacional que se mantenían bajo un convenio de cooperación bilateral con la isla de Cuba.

Voceros y autoridades del gobierno de transición han lanzado acusaciones de presuntos agentes cubanos y venezolanos que generan zozobra y perturban la paz del país andino. Recientemente fueron detenidos cuatro médicos cubanos acusados de estar incursos en manifestaciones violentas.