El Gobierno de Sebastián Piñera y la oposición llegaron a un acuerdo histórico que inicia el camino hacia la redacción de una nueva Constitución, luego de semanas de protestas en todo el país.

Se tiene previsto que para el mes de abril del próximo año los chilenos acudan a las urnas electorales donde serán consultados si quieren o no una nueva carta magna y qué organo debe redactarla.

En caso de que se decida por una nueva Constitución, se acudiría a otra elección para su aprobación.

La Constitución chilena data del año 1980 y cuenta con modificaciones.