El gremio de enfermeras inició un paro de 48 horas que podría extenderse en caso de que no sean escuchadas sus solicitudes de mejoras salariales.

Los profesionales de la enfermería han solicitado un ajuste salarial de 600 dólares mensuales a la Vicepresidencia de la República, puesto que actualmente el salario que devengan es de 10 dólares mensuales.

Aunado a la baja remuneración por su labor, el ejercicio profesional se les dificulta puesto que los hospitales no cuentan con los insumos necesarios para atender a los pacientes que requieren de sus servicios.

El gremio amenazó con llevar el paro de manera indefinida en caso de no obtener una respuesta oportuna a la problemática que vienen manifestado.

Foto: Cortesía