El gobierno de Rusia, a través de su vicecanciller Serguéi Riabkov , reconoció a Jeanine Áñez como la nueva líder en Bolivia y aclaró que mantiene su definición de golpe de Estado ante las circunstancias que llevaron a Evo Morales a renunciar a la presidencia.

El Vicecanciller informó que reconocerán a Áñez hasta que se resuelva en el país la situación mediante elecciones presidenciales.

Mientras tanto desde México, Evo Morales ha condenado el nombramiento de la nueva presidenta y en una entrevista concedida a un medio de comunicación, aseguró que cuando el pasado domingo hizo un llamado a nuevas elecciones, estaba implícito que él no participaría como candidato.