El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, aseguró que hubo un golpe de Estado en Bolivia cuando se pretendieron robar los resultados de las elecciones presidenciales del 20 de octubre para perpetuar a Evo Morales en el poder.

Estas declaraciones las ofreció en su discurso en el Consejo Permanente de la OEA donde además destacó que el frauce electoral es una clara violación a la Carta Democrática Interamericana.

A juicio de Almagro se pretendía robarle la soberanía al pueblo, “ese pueblo que le dio más poder a Evo Morales que a nadie en la historia de Bolivia”.

El Secretario General de la OEA dijo que la organización no dio un golpe de Estado y que no se le puede pedir a un pueblo que se deje robar la soberanía y el poder. “La institucionalidad en Bolivia comenzó a funcionar luego de la publicación de nuestro informe”.

Almagro condenó la violencia de lado y lado e hizo un llamado a garantizar los fueros de congresistas y senadores.