Stuttgart. Tras la victoria con descalificación en la carrera del sábado, llegó un segundo puesto con penalización en la del domingo. Fue un fin de semana lleno de contratiempos para el equipo TAG Heuer Porsche de Fórmula E que, no obstante, demostró ser competitivo en carrera y en clasificación. A pesar del resultado decepcionante, es un comienzo prometedor de cara a la segunda mitad del Campeonato Mundial de Fórmula E ABB de la FIA.

Fue la primera vez que una prueba de la Fórmula E se disputó en el Autódromo Miguel E. Abed, de Puebla (México). El sábado, el alemán Pascal Wehrlein cruzó la línea de meta en primera posición al volante del Porsche 99X Electric, después de una brillante actuación en la octava carrera de la temporada. Sin embargo, debido a un error formal en el registro de los neumáticos, fue descalificado. La presión no pudo con él y el domingo, muy motivado en la segunda carrera, consiguió un segundo puesto después de una dura pelea. Pero este no sería el resultado definitivo, ya que en la fase final no hizo uso de toda la potencia disponible que había conseguido en el Fanboost, por lo que recibió una penalización posterior de cinco segundos y retrocedió al cuarto lugar.

El E-Prix de Puebla fue el primero de esta temporada que fue disputado con público. La recaudación obtenida por la venta de las 10 000 entradas fue destinada al sistema de salud mexicano.

Fuente: Porsche Latin America, Inc.