Este jueves el Gobierno mexicano, comenzó a administrar en Baja California las primeras dosis de las 1,35 millones de vacunas de Johnson & Johnson donadas por Estados Unidos para reabrir la frontera.

Las autoridades habilitaron 16 puntos de vacunación en los 6 municipios del estado: la capital Mexicali, Tijuana, Ensenada, Playas de Rosarito, Tecate y San Quintín, donde la meta de la Secretaría de Salud es aplicar las 1,35 millones del fármaco, de una sola dosis, en 10 días.

En un inicio, el Gobierno mexicano había informado que las vacunas, que llegaron de Estados Unidos el martes, serían para inocular a todos los adultos de los 39 municipios fronterizos del norte del país para reabrir la frontera con Estados Unidos, pero finalmente se destinarán solo a Baja California.

“Baja California, por instrucción del presidente, es la primera entidad (territorial) que tendrá la vacunación universal a partir de los 18 años en adelante”, informó la secretaría de Seguridad, Rosa Icela Rodríguez, durante la rueda de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador.