El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, anunció que “este será el último fin de semana con mascarillas en los exteriores, porque el próximo 26 de junio ya no (las) llevaremos en espacios públicos”.

“Nuestras calles y nuestros rostros recuperarán en los próximos días su aspecto normal”, dijo Sánchez en un acto empresarial en Barcelona.

En España se han registrado unos 80.000 decesos y 3,7 millones de contagios, sin embargo; las cifras han disminuido debido a la campaña de vacunación.