El líder del régimen Nicolás Maduro, dijo este martes que Venezuela estuvo 14 meses “sin vender una gota de petróleo” y culpó a las sanciones de Estados Unidos, así como al expresidente Donald Trump, de perjudicar la economía del país.

“Donald Trump sancionó todas las riquezas de Venezuela y a todas las empresas de Venezuela”, agregó.

En su comunicado dijo que Estados Unidos impuso en enero de 2019 sanciones económicas a la petrolera estatal venezolana, la cual es la principal fuente de dinero del país, lo que ha restringido la capacidad de maniobra financiera de la compañía, algo que el gobierno ha catalogado como una “campaña de asfixia”.

“Nosotros, presidente, le juramos que este año PDVSA va a cerrar su producción (de 2021) en un millón y medio de barriles de crudo, es un plan que hicimos junto a los trabajadores”, subrayó el funcionario chavista.