Alexander Gintsburg, quien dirige el Instituto Gamaleya, que desarrolló Sputnik V, anunció el sábado, que el aerosol para niños usa la misma vacuna, “solo que en lugar de una aguja, se coloca una boquilla”, informó la agencia de noticias TASS.

Esta versión de la vacuna rusa contra el coronavirus tiene forma de aerosol nasal que es adecuada para niños de 8 a 12 años, y planea lanzar el nuevo producto a partir del 15 de septiembre.

“Estamos inoculando a nuestros pequeños (pacientes) por vía nasal, solo estamos administrando la misma vacuna como un aerosol nasal”, dijo Gintsburg, sin dar más detalles sobre el estudio como el número de niños que participaron.