Las autoridades migratorias chilenas expulsaron este fin de semana a 56 venezolanos que permanecían de manera irregular en ese país.

La información fue confirmada por el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, quien indicó que ya varios de los expulsados cumplían condenas por delitos referidos a tráfico de personas, narcotráfico y robo con violencia.

Los 56 ciudadanos partieron en un vuelo que los llevó hasta la ciudad de Caracas.