A través de las redes sociales se ha denunciado que la casa del periodista Leopoldo Castillo en Venezuela fue desalojada por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

En el inmueble habitaba su hijo con su esposa embarazada y un menor de dos años. Todos habrían sido desalojados por efectivos del SEBIN.

De momento Leopoldo Castillo no se ha pronunciado al respecto y ha recibido mensajes de solidaridad de amigos cercanos.